martes, 2 de junio de 2015

LA CRISIS DE PETER PAN

Devil



Happy B...

La  canción tan  magistralmente interpretada, sonó en el  silencio del  consultorio...


En contraste  con la   gran Tarta de aquel día, que  evidenciaron los   crecientes  sentimientos ocultos...La  tarta,de Carolina era minúscula ,curiosamente la   vela  era  más  grande.

-¿Cómo te  enteraste?-<Tengo por seguro que  fue  Martina,(La joven  y  atractiva  secretaria, pero  igualmente  indiscreta), no había  logrado establecer esta  cualidad,  por  más  amenazas que  ante  una indiscreción más de su parte, tendría  que   buscar otro lugar de  trabajo.  "En realidad era  muy  buena  en su  labor">.

De la  sorpresa inicial, paso  a la  mueca  de  enojó, que  hizo  evidente la molestia, ante la indisciplina de  Martina.
-Entras  oficialmente  a  la  edad  madura (a los 33)-Dijó Carolina  Alegremente.

-Buena  edad, por  eso  hoy  es  un  día  especial  de  la  Pibita. - Acoto  él.

Se sentó y abrió  la  agenda.

Carolina  algo desilusionada  por la actitud,<esperaba  algo de  crédito  y reconocimiento>.

-Dijo en  tono  firme   y algo imponente
-Apaga la  vela, es  de mala  suerte-, en  un  gesto  algo  violento que  denotaba  su  molestia, Coloco la tarta  bruscamente sobre  el  escritorio a  escasos  centímetros  de sus ojos, y casi  ocupando el espacio que tenía  la agenda.


<Seguramente  así se  fijaría en ella , mientras en su mente   pasaba la imagen de  estrellarla sobre  su  cara>, impulsiva  como  era  , lo hubiera  hecho.  Pensó calmadamente  que esto    denotaria  una  actitud  visceral  de su parte.

Tomo una  inspiración profunda  mientras él  apáticamente  apagaba la  vela.

Ignorando  y  continuando  con la  lectura de aquellas  líneas.


PAJARO  LIBRE



EL PECADOR


"Y el hombre creó el fitness. Y vio que era bueno para mantenerse en forma y para prepararse para el veranito en la playa. Pero no todo era alegría y alborozo en la sala de fitness porque muy a menudo (más de lo que nos gustaría) pecamos". 
 los siete pecados capitales del fitness



Completamente  metrosexual,   deportista  desde niño cuidaba con  esmero  su  aspecto, practicaba  una hora   exacta  de  deporte,cada  quince días cumplía una  cita inaplazable con  su  estilista  y asesor  de  imagen, antes  de  viajar  a Bolivia  esto no podía  faltar.



Aquel  día noto con  especial  alteración, luego de la  charla con  su  mejor  amigo  el  espejo.


Que  algo  había  cambiado en  su  aspecto,  entradas  que  ya parecían  Bahías, un poco  despoblada la  zona de la  coronilla.


 Lo obligaron a  tomar  una  decisión  algo  loca pero  acertada.





Ser  el  Calvo que  se  rapa.




Con una  hirsuta  barba  de  dos  días, no  muy poblada pero muy sexy...




-Hermano ,lo de  siempre  - La  rasurada   y  el  corte.

-Si pero  al  revés -

-Como  así viejo, si  pasa la  uno-.

-Viajo   al  Caribe,  y  el calor  debe  ser  insoportable-  su  ego no le  dejaba  revelar  los  verdaderos motivos de la  decisión-


Algo  alterado, pero  muy conforme, realizo  el  retoque  de la  barba, mientras esperaba  un  cambio en  la misma.

Y te   vas a depilar  ahora que  llega el  Verano, como siempre lo hacia..


"Sin el Bosque  el  pájaro  parece  más  grande"...JA..JA..JA

-No  hermano, tengo entendido que los vello en  pecho,  en  toda  parte les  encanta  a las  mujeres de allí.






-Bueno  te paso  la  dos, para que  quede  un poco  más  largo, si  después de que  la pase  quieres  más  corto  ,te  rapo-.

-Aquel  ruido de  la  maquina pasando , le causaba  cierto  placer.-


Le atraía sobremanera que  ella  estuviera  bien  depilada, y que  así  la presentación con  el mechudo   Pajarito, sería  único.


Cuando  bajo del  avión ,  y verlo  con el  nuevo look, definitivamente  le  atrajo, no tenia aquella  cara de niño, y le resaltaba las  facciones.

El cabello corto le  gustaba, daba un aire   de maloso que  le  atraía,como un Ex-Rockero.

Esa hirsuta barba  seria  su deleite.

Pero noto  con  cierto   grado de  sorpresa que   llevaba en su  escultural figura, vellos  en el pecho...Padecía un  osito.


Imagino que   el  área  genital  estaría depilada, era un  tabú que   tenia desde niña, le  gustaba que estuvieran  bien  calvitos en esta  área  y  sobre todo el pajarito.



Luego  de  salir  del Baño y quedarse  dormido, al  día siguiente, ella  realizo  el proceso de  depilación con  cera como era la costumbre egipcia, del tórax  y las  axilas.  lego a  finales de  Noviembre, justo  un  día  después de  su  cumpleaños.


Aquel día  lo despertó con aquella  tarta, minúscula cantando al mejor   estilo de  la  Monroe con tal  sensualidad, que  quedo hipnotizado, el regalo de  cumpleaños, fue  una rasurado.  -Se pregunto  que  querría  decir-



Le pregunto  directamente  que  si  se  afeitaba, ella  le  dijo, que era parte del  regalo.


Pero ni por el diablo él se  dejo  hacer  lo mismo  en su  pajarito, le paso  la  maquina  rasurado para  que  ella lo realizara..

Consumo cuidado de  no tocar zonas prohibidas, lo  hizo, con el temor de él que se le fuera la mano, pensando el  <porque  diablos no lo  había hecho  allí antes de  venirse>.

- Si quieres pásala en mi cabeza-.Le dijo.

-!Noooo !ella exclamo, me  gusta corto pero no cual  bola  de  boliche-.







Luego de esta  minuciosa  labor, el  pajarito  afloro con  su  tamaño  real,algo más  cabezón, aquel  temor manifiesto  que  no  fuera  como ella  se lo  imaginaba afloro, pero en  realidad  el  tamaño aunque  un poco menor  al promedio, no era  insignificante.



























Cuando se  quito , aquel  cabello largo  que  llegaba  casi a  la  altura de la  cintura, extremadamente largo para  su  gusto, pero era la tradición, incluso  si  casaban el podía cortar el  Cabello como símbolo de  entrega y  unión si el lo solicitaba, si  así  lo deseaba por la religión musulmana.


Aquel  día  se  sentía especialmente  mayor,  no  era  de    hacer   cambios extremos, de  rutinas  y manías  aprendidas, básicas.  No amante de los  cambios, siempre  con un corte  tradicional que  destruía con  espuma  aquellos  rizos  algo rebeldes... Un corte  clásico  perfecto, como todo en  él.


Luego  de  un buen  café de  la mañana, la  rutina de  ejercicio y  trotar una  hora, la  charla con su mejor  amigo no podía   faltas, notando  molesto y alarmado  los  signos  inherentes  de la  edad.

Las  entradas que se  marcaban, haciendo ya  grandes  bahías despobladas en sus  sienes, y  una  perdida de cabello en la  coronilla,  una que otro  hilo de plata.

-¿Qué le  hacemos  Doctor, lo  de  siempre?, la  afeitada  y  el retoque-
-Si pero en  forma inversa- Contesto él.

Los  ojos  sorprendidos interrogaron,¿Escuche  bien?, luego  de  casi 10 años de  no alterar su rutina de  belleza para nada , ( era tan  obsesivo que los productos que  utilizaba para la limpieza,  eran exactamente los mismos desde  tiempos  inimaginables).

-Solo  hazlo-Pasa la maquina  y  ya-.




El ruido de la  maquina  lo retomo a la infancia con su primer corte  formal.  El primer paso de  esta  podadora, fue un  fresquito casi excitante.  Luego de  ser  un exbaterista  y  tener una  pelea  cazada  con   las  barberías, ahora  simplemente  marcaba otra  etapa en su vida,  cortaba con una  vida  anterior e iniciaba  un  nuevo  estilo como  los  rockeros modernos.

Al notar que  caían los mechones  en  cierta  forma la  liberaba, cambiaba  algo en su interior.






PÁGINAS VISTAS EN TOTAL

TRADUCTOR

SEGUIDORES EN AMAZON




0 comentarios:


Publicar un comentario en la entrada



No hay comentarios:

Publicar un comentario